Amamos lo que hacemos

Una manera distinta de hacer chocolate

Todo empezó en 1989, cuando pensamos una manera distinta de hacer chocolates y creamos Mamuschka. Todo era sobrio en el mundo de la chocolatería hasta que nuestras muñecas la llenaron de color.

Ese año creamos el Timbal, un chocolate laminado con dulce de leche que conquistó a todos nuestros consumidores. Hoy, tenemos más de doscientos productos, entre chocolates, cremas, tortas, medialunas y helados. Están hechos con las mejores materias primas y con el toque artesanal de cada uno de nuestros empleados. Ellos, con su profesionalismo, sencillez y amor por los detalles, ¡hacen únicas cada una de nuestras recetas!

Hace un par de años, nos embarcamos en una aventura para hacer chocolate eligiendo cada uno de los granos y somos los primeros chocolateros en Bariloche en producir nuestra propia masa de cacao. Es un trabajo más arduo, pero que nos permite dar al chocolate una personalidad 100% Mamuschka a lo largo de todo el proceso.

¡Esperamos que lo disfruten!

Nuestro compromiso

Mantenemos a lo largo de nuestra historia el compromiso de hacer productos de excelencia, con la mejor materia prima, con los mejores procesos y de manera artesanal.

Somos de Bariloche y construimos con los productores locales una relación estrecha y de confianza para ayudarnos a crecer mutuamente. Nuestros empleados y proveedores son fundamentales para poder llevarle a cada uno de nuestros consumidores el chocolate más rico.

Todos los años renovamos nuestras certificaciones para ofrecerles los mejores productos a todos nuestros consumidores.